HISTORIA

Autocares Álvarez ha evolucionado desde sus inicios hasta la actualidad. Como la gran mayoría de negocios que persisten, su modelo ha ido evolucionando y se ha adaptado a las necesidades que el cliente ha tenido en cada momento. Además su nombre también ha cambiado de "Transportes el andaluz" a "Autocares Álvarez".

 

Todo empezó cuando Antonio Álvarez, padre del actual dueño, viajó de Sevilla a Alaejos (un pueblo de la provincia de Valladolid). Una vez en Alaejos, comprobó que la gente de los pueblos de alrededor tenía la necesidad de desplazarse todos los días, para ir a trabajar en las vías del tren. Entonces surgió la idea de comprar un microbus para crear una empresa de transporte -Transportes el andaluz- que desplazara diariamente a todas estas personas.

 

Una vez finalizaron las obras de las vías del tren, Antonio tenía que buscar otros campos de actuación dentro de su negocio y decidió agrupar a todos los obreros de la construcción que iban diariamente a Valladolid, compró un autocar más grande -46 plazas- y realizó durante 7 años la linea Alaejos-Valladolid-Alaejos. 

 

Fue en 1982 cuando su hijo, Antonio Álvarez también, continuó con en negocio familiar. En este momento la empresa además de cambiar de dueño, cambia de nombre al de Autocares Álvarez. Pero su actividad continúa siendo la misma, con una variante amortizar el tiempo de espera a los obreros en la ciudad, dedicándose al transporte escolar de los colegios que lo precisaban.


Dos años más tarde, en 1984, cuando los traslados de los trabajadores de la construcción finalizaron, la empresa trasladó su centro de operaciones a Valladolid, donde continuó realizando el transporte escolar y también se dedicó a los viajes de servicio discrecional.

 

Poco a poco el negocio fue avanzando y creciendo. Un autocar de 46 pax ya no era suficiente para el cliente, por eso, en 1985 compra uno de 56 plazas. Cada vez más clientes particulares o empresas precisan de los servicios de la empresa y surge la necesidad de ampliar la flota. Por eso, en 1989 compra su segundo autocar y así sucesivamente hasta completar la flota de autocares con la que cuenta en la actualidad. Disponemos de una garaje propio donde guardar nuestros vehículos.